Efectos de una mala iluminación que no te puedes imaginar

¿Sabías que una mala iluminación puede producirte trastornos visuales, cefaleas o fatiga general?

Posted by Juan Andrés Alemany 30 de agosto, 2016

No hacemos caso a la “cantidad” de luz que disponemos durante la realización de nuestras tareas, ¿Sabías que una mala iluminación en tu oficina, negocio o almacén puede producirte trastornos visuales, cefaleas o fatiga general? Veo, es suficiente, en otras ocasiones se aplica el “más vale que sobre, que que falte”. Bueno pues como en todo, en buscar el punto de equilibrio está la virtud.

Con la iluminación no se debe jugar, es un elemento que no asociamos a un factor generador de riesgo o daños y lo menospreciamos hasta el punto de ignorarlo.

El 80% de la información requerida para llevar a cabo un estudio se adquiere por medio de la vista.

Una mala iluminación puede generar una lista de dolencias muy extensa. Y el problema se plantea cuando esas dolencias no las podemos relacionar con el factor causante. En muchas ocasiones nos atiborramos de medicamentos y la solución está en la ergonomía y la higiene industrial que nos llevarán a disponer de una correcta iluminación de la mano de un servicio de consultoría y asesoría solvente.
La Dra. María Teresa Dapena (institutooftalmologico.net) – Presidenta de la Asociación Española de ErgoOftalmología. En un artículo enumera una lista de dolencias causadas por la iluminación y las engloba en tres tipos que posteriormente desarrolla:

Los efectos de una mala iluminación sobre la salud se pueden resumir en tres tipos
  • 1- Trastornos visuales
  • 2- Cefalalgias
  • 3- Fatiga general

1.-TRASTORNOS OCULARES Los principales trastornos oculares que aparecen en los utilizadores de pantallas de visualización son los siguientes:
A- Astenópicos
  • Dolor e inflamación de los párpados
  • Fotofobia
  • Pesadez ocular
B- Oculares
  • Irritación
  • Lagrimeo
  • Enrojecimiento
  • Sensación de cuerpo extraño
C- Visuales
  • Emborronamiento de las imágenes de cerca
  • Visión enmascarada de lejos
  • Visión doble.

2.-CEFALALGIA El dolor de cabeza aparece alrededor de los ojos normalmente detrás de ellos, la fatiga visual, que es la sobrecarga de los músculos que intervienen en el enfoque, puede causar dolor de cabeza. De todas formas el médico que observa estos dolores de cabeza debe de hacer un diagnóstico diferencial con las siguientes causas:
  • Jaqueca
  • Arteritis temporal
  • Enfermedad de los senos
  • Herpes zoster
  • Dolor de: oído, dental, temporomandíbular, trigeminal, cervical ect.
  • Problemas de las lentes de contacto
  • Ulcera córneal
  • Conjuntivitis
  • Dacriocistitis
  • Glaucoma
  • Iritis
  • Parálisis de los músculos oculares
  • Neuritis óptica
  • Celulitis orbitaria
  • Escleritis
  • Enfermedad tiroidea
  • Enfermedades neurológicas
  • Otras

4.-LA FATIGA
Es una sensación de falta de energía, de agotamiento o de cansancio.
El patrón de fatiga por mala iluminación, esta descrito como, individuos que en la mañana se levantan descansados, pero que se cansan fácilmente con la actividad. Asimismo, los individuos que se despiertan fatigados y el nivel de fatiga permanece constante durante todo el día pueden estar sufriendo depresión. Sin embargo, estos patrones no son absolutos y la fatiga debe ser evaluada por un médico.

La fatiga puede ser una respuesta normal e importante con la falta de buena iluminación normalmente acompañada de esfuerzo, estrés y/o la falta de sueño. Sin embargo, también puede ser un signo no específico de un trastorno psicológico o fisiológico grave.

Si la fatiga es un motivo común de queja dentro de los puestos de trabajo y estudio, la iluminación debe ser evaluada.

Como la doctora Dapena indica, el objetivo de diseñar ambientes de estudio o trabajo adecuados para la visión no es proporcionar simplemente luz, sino permitir que las personas reconozcan sin error lo que ven, en un tiempo adecuado y sin fatigarse.

El 80% de la información requerida para llevar a cabo un estudio se adquiere por medio de la vista.

La falta de visibilidad y el deslumbramiento son causa de RIESGOS ERGONOMICOS.

La visibilidad depende de: Tamaño del objeto con el que se trabaja, la distancia a los ojos, persistencia de la imagen, intensidad de la luz, color, contraste cromático y luminoso con el fondo. Lo indicado por la doctora coincide plenamente con los principios de la ergonomía y la higiene industrial.

La iluminación es una parte fundamental en el diseño y acondicionamiento ergonómico de los puestos de trabajo que la mayoría de las veces no se tiene en cuenta. Atendiendo más a factores estéticos o de diseño que ergonómicos y/o funcionales que no consideran la ubicación de luminarias y los reflejos y la interrelación que estás tendrán con el resto del entorno generando deslumbramientos, por ejemplo con el mobiliario, muebles lacados en blancos brillantes, superficies metálicas, de cristal…, o las superficies de los elementos constructivos y los colores y terminaciones que estos tendrán y que pueden generar contrastes que dificulten la acomodación del ojo. Tampoco se valora la elección de las lámparas. La cantidad y la calidad de la luz que produzca una lámpara (color aparente, temperatura del color, lux, rendimiento del color…) será un aspecto fundamental a tener en cuenta.

iluminación

¿Cómo empazamos a solucionar el problema?

Para empezar a mejorar el problema, lo primero es disponer de una medición que nos indique en que valores nos encontramos. Como ejemplo, indicar que en una oficina deberíamos estar en el orden de los 500 Lux, por el contrario en una zona de tránsito habitual con 50 lux sería suficiente.
Cuando ya conocemos que valores de iluminación tenemos, entre otros factores debemos tener en cuenta la diferencia entre el nivel de iluminación real y el que debemos alcanzar así como el contraste. Desde mi punto de vista son los dos elementos sobre los que es más asequible actuar y con los que lograr resultados a un menor coste. La verdad es que siempre es más económico hacer las cosas en la fase de proyecto que cuando ya tenemos actividad en el local.
Pero casi todo tiene solución o condiciones de mejora y en la segunda opción podemos trabajar en la elección de nuevas lámparas, recolocación de luminarias y/o sustitución de las mismas, cambios en el color de las paredes, de los muebles y sobre todo mesas de trabajo, actuar sobre superficies reflectantes que generen brillos así como estudiar y ver la reubicación de puestos de trabajo. Así que vulgarmente podríamos decir que con bombillas y pintura podemos empezar a mejorar el problema.

Confía solo en profesionales colegiados